¿Qué significa ser un elefante?

Publicado el
imagen-blog-eneatipo 8-elefante

Complicidad, sociabilidad y liderazgo son palabras con las que podrían definirnos a los elefantes. Somos justicieros y unos luchadores natos por las causas que consideramos injustas. Nuestra ideología es fuerte, por eso tendemos a juntarnos con personas con las que compartimos valores. La dialéctica y la diplomacia son nuestras herramientas más recurrentes, disfrutamos del intercambio de ideas y se nos da bien llegar a acuerdos que beneficien a todas las partes.

En general, somos reivindicativos y nos posicionamos al lado del más débil aunque nuestro afán de liderazgo nos hace querer dominar a nuestros protegidos.

¿Sabéis eso de “Hablando se entiende la gente”? Pues los elefantes lo llevamos por bandera. Hay quienes nos tildan de rebeldes, pero “rebeldes con causa” en nuestro caso. Somos precursores de cambios y nos mostramos enérgicos en las discusiones, por lo que nos sentimos cómodos en ambientes en los que podemos tomar decisiones por el bien de los demás.

La amistad es sagrada porque la consideramos como un pacto de protección mutua. Nos gusta estar en grupo y tener aliados, organizar encuentros y eventos sociales… pero nos provoca un gran desasosiego la deslealtad, el abandono o la pérdida de la amistad. Somos empáticos y benevolentes pero podemos llegar a ser algo dominantes. Al mismo tiempo, somos sensibles al rechazo, a las faltas de respeto y nos tomamos muy a pecho la traición. Un punto muy positivo es que reconocemos nuestras equivocaciones.

Nos identificamos con nombres como la actriz Kathy Bates o los actores John Wayne o Gene Hackman. Son personas afables, con grandes carreras y a los que el público admira y que generan simpatía.

TRUCOS PARA MEJORAR

A pesar de que nos guste debatir, tenemos tendencia a ser polares en nuestras opiniones, no nos gustan las ambigüedades. En un primer momento las cosas son blancas o negras y no concebimos una escala de grises que sería importante comenzar a valorar. Debemos corregir el ansia de poder y el querer situarnos por encima de aquellos que consideramos más débiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *