¿Qué significa ser un gato?

Publicado el
imagen-blog-eneatipo 2-gato

Los gatos somos personas cariñosas, atentas y generosas. A pesar de que nos encanta recibir, el acto de dar también nos supone una profunda recompensa con nosotros mismos. Por ello, buscamos el equilibrio entre dar y recibir. Además, somos muy empáticos, pues rápidamente captamos las necesidades de los demás y les proporcionamos nuestra ayuda. Nos suena mucho aquello de “soy muy amigo de mis amigos” porque somos personas muy cuidadosas y protectoras con ellos y nuestra familia. Es fácil reconocernos porque somos los más emocionales del eneatipo 2.

Hay algo que nos define muy bien y es “conseguir todo lo que nos proponemos”. Poseemos una gran capacidad de seducción que hace que nos convirtamos en esos grandes anfitriones de cualquier fiesta. Por eso, bajo una apariencia de fragilidad y encanto, siempre hemos alcanzado un lugar de privilegio dentro y fuera de nuestro entorno. Esto no nos hace falsos, al contrario, los gatos somos muy inteligentes, sabiendo adaptarnos a cada circunstancia y lugar.

No es de extrañar que los gatos seamos reconocidos como líderes de un grupo. Sabemos muy bien gestionar los recursos existentes, analizando las diferentes opciones y sacando lo mejor de ellos. En nuestras relaciones personales, nos sentimos muy satisfechos a la hora de anticipar qué necesitan las personas de nuestro alrededor y superar sus expectativas. Somos personas muy cálidas, disfrutamos dando de forma sincera y auténtica aquello que necesitan los demás.

A la hora de tomar decisiones, lo hacemos de forma emocional, meditada y racional, lo que nos lleva siempre a cometer cada vez menos errores porque aprendemos de nuestra propia experiencia.

Nos podemos ver reflejados en personajes públicos como el diseñador Valentino, el cantante Stevie Wonder y la presentadora Xuxa, quienes, gracias a su perseverancia, han alcanzado éxito y reconocimiento.

TRUCOS PARA MEJORAR

Los gatos sabemos coordinar a los demás, ensalzándoles y otorgándoles prestigio dentro del grupo, aunque a veces somos muy impacientes. Tenemos que mejorar nuestra frustración, entendiendo que existen diferentes ritmos en el equipo. Además, al ser tan emocionales, a veces puede suponer un arma de doble filo, ya que nos sentimos mal por no obtener lo que nosotros esperábamos. Mejorar la comunicación expresando cómo nos sentimos nos ayudará a que los demás nos entiendan mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *